El personal que contrates para tu empresa es uno de los factores más importantes al momento de llevar a cabo las actividades de diversas áreas. El papel de cada colaborador en sus diversas actividades, es lo que define si la organización va a alcanzar sus objetivos o no.

Las 4 etapas del Reclutamiento: 

Reclutar fuerza laboral no  sólo se basa en una corazonada,  existe un proceso que te asegura una correcta selección.

El proceso de selección de personal consta de 4 etapas:

  1. Análisis de necesidades de empleo (análisis y valoración de puestos)

  2. Reclutamiento (interno y externo)

  3. Selección

  4. Incorporación a la organización

Es decir que primero se inicia con analizar el puesto el cual requiere el personal, ya sea de nueva creación o para mantenerlo en funcionamiento. Después, se realiza el reclutamiento, es decir la búsqueda de los candidatos ya sea dentro o fuera de la compañía. Posteriormente se selecciona a el candidato que cumpla con las características que el puesto requiere y por último se le da una inducción al puesto y a la empresa.

Para poder realizar este proceso debemos hacer una planeación y como principio de esta planeación es determinar el análisis y valoración de puesto ya que no podemos realizar una correcta selección de personal si no sabemos hacia dónde vamos dirigidos, es decir que características son las que requiere el puesto.

El proceso mediante el cual una organización trata de detectar empleados potenciales, que cumplan los requisitos adecuados para realizar un determinado trabajo, atrayéndolos en cantidad suficiente de modo que sea posible una posterior selección de algunos de ellos, en función de las exigencias del trabajo y de las características de los candidatos; teniendo en cuenta que el primer paso para atraer candidatos reside en conocer la empresa y sus necesidades.

El papel de la empresa en el reclutamiento

Muchas veces olvidamos que el proceso de reclutamiento debe ser algo que convenga a ambos papeles y no solo a la empresa. Esto quiere decir que la empresa va a realizar una serie de actividades para atraer la atención de candidatos cualificados con el objetivo de ocupar los puestos de una organización, se trata de llamar a una cantidad significante de candidatos para que posteriormente se realice el proceso de selección.

Cuando hablamos de reclutamiento interno se trata de que la empresa está buscando candidatos dentro de la misma organización, esto puede traer como ventaja la disminución en el periodo de entrenamiento y mantiene la motivación del personar ya que se le permite al trabajador poder subir de puesto (sentido vertical) o poder hacerlo en el mismo puesto, pero en diferentes sucursales (sentido horizontal).

Para poder realizar esto la empresa realiza una serie de pruebas, valoraciones y entrevistas las cuales podrán permitir la reducción de candidatos para elegir al idóneo para el puesto, sin embargo, no  el que tenga las calificaciones más altas es el indicado, se debe tener en cuenta varios aspectos como por ejemplo la posible integración en un concreto ambiente laboral, que englobará en su entorno los aspectos físicos y sociales.

El fin de la selección es encontrar personas adecuadas para el puesto que sean eficientes en el puesto.

Los tipos de pruebas objetivas mas usuales son:

  • Técnicas (son las pruebas Profesionales específicas del puesto de trabajo a ocupar)
  • Psicotécnicas (tratan de mostrar la carencia o posesión de determinadas aptitudes y habilidades básicas y genéricas para el puesto de trabajo)
  • Psicológicas (utilizadas para conocer la personalidad del candidato)
  • Entrevista personal

Este tipo de pruebas bien aplicadas y con plena conciencia de sus objetivos de valoración, sirven para hacer la diferenciación entre candidatos, sin embargo, muchas empresas no tienen el pleno conocimiento de cómo se aplican estas pruebas lo que solo genera gastos en la organización, si no se cuenta con los conocimientos necesarios este tipo de pruebas pueden ser solo un trámite más.

Podemos decir que la entrevista personal es la más efectiva en empresas pequeñas, sin embargo, no se debe descartar en ningún tipo de selección.

Después de seleccionar al mejor

Una vez que se eligió al candidato se realiza el proceso de inducción, en el cual es que se proporciona la información básica de los antecedentes que requieren para desempeñar su trabajo en forma correcta, como son: la historia de la empresa; visión; misión; políticas; normas y valores entre otros.

Esta inducción puede ser informal y breve, hasta formal y larga. Sin embargo, en cualquiera de los dos se les proporcionan manuales o materiales impresos, ya sea de las políticas, los horarios, las revisiones de desempeño entre otras.

No hay que olvidar

Debido a los cambios tan drásticos que están ocurriendo en la sociedad las empresas deben estar atentas a cumplir con las necesidades del consumidor y de la misma empresa, es por eso que el proceso de reclutamiento y selección no se debe tomar a la ligera.

Por lo tanto, debemos avanzar sobre aquella visión tradicional que consideraba los procesos de reclutamiento y selección como actos puntuales dentro de la empresa, e integrar estos procesos como parte fundamental de la vida y crecimiento de la misma.

Si no se hace correctamente el proceso de selección de personal y se contrata a un trabajador que no es apto para el puesto le puede causar a la empresa una baja productividad ya que de nada sirve desarrollar una filosofía de empresa si no tiene la estructura administrativa que la soporte.