Una empresa se enfrenta a mil y un retos todos las días. Sin embargo, el mayor de todos es el de reconocer y retener el talento humano. De hecho, esa es una de las cuestiones más difíciles a las que se enfrenta un departamento de RRHH. Puede, incluso, que tú te hayas encontrado en ese dilema en más de una ocasión. Si es así, sabes de sabrá lo complicado que es diseñar, implantar y llevar a cabo una buena estrategia de retención de talento. Precisamente para ello, a continuación, te compartimos algunos puntos clave que te ayudaran a retener el talento en tu empresa.

Muchas   empresas   creen que para   retener   talento   basta   con   una jugosa remuneración. Hoy en día sabemos que esto no siempre es así. En el mundo de los negocios, el dinero no lo es todo. Existen otras empresas que, en cambio, optan por ofrecer comodidades a sus empleados en materia de ocio, bienestar para sus familias o lujos ergonómicos en las instalaciones de sus centros de trabajo. Sin embargo, de un modo u otro, el objetivo no deja de ser el mismo.

Cinco puntos clave para retener al talento en la empresa

1. Selección de personal

En primer lugar, un selector de personal. Este puesto debe tener muy claro que es talento y como se alinea con los objetivos de la empresa. No perder de vista la definición de este: Especial capacidad intelectual o aptitud que una persona tiene para aprender cosas con facilidad o para desarrollar con mucha habilidad una actividad. Y no olvides reflexionar sabre como esta se relaciona con el "Potencial". que es la fuerza o poder del que se dispone para lograr un fin.

2.Comunicación

Una vez que se defina que se está buscando, toca articular una comunicación clara, sincera y con visos de estabilidad en el tiempo. En paralelo, es aconsejable trabajar en una estrategia de employer branding para reforzar las acciones. Así, habiendo reclutado talentos, se podrá agregar valor a la empresa. Hay que recordar que en ocasiones romper el molde es clave. Las bases de una relaci6n laboral se asientan desde el primer contacto. Par ello es sumamente importante evaluar y analizar la vía de entrada del candidato, el modo de seleccionarlo y la oferta que se realizara.

3. Ambiente laboral

Desafiar, planificar y propiciar un buen ambiente laboral. RRHH es clave en los primeros días de una nueva persona en la empresa. Se debe procurar dar una imagen accesible, profesional y decidida a la nueva persona que se incorpora a la compañía. Pero más allá de eso, se debe practicar diariamente el contacto con los compañeros, hablar con ellos, interesarse por como están, que sienten, preguntarles constantemente que necesitan para desarrollar su trabajo en mejores condiciones. En resumen: se debe escuchar y apuntar. Tomar nota de todo y luego evaluarla, la información es poder.

4. Equilibra entre vida laboral y personal

Fruto directo de ese buen ambiente laboral nace una de las claves más importantes para retener talento: La conciliación de la vida laboral y personal o familiar. No se debe perder de vista, además, la importancia que tiene hoy en día la conciliación de la vida laboral y personal. Cada vez son más las mujeres las que, siendo madres, trabajan fuera de casa, constituyendo el 50% del talento en las organizaciones. La conciliación debe ser tenida en cuenta a la hora de fidelizar a los empleados, ofreciéndoles posibilidades de creciente presencia como el teletrabajo, que se encuentra en pleno auge tras comprobarse que se puede aumentar la productividad entre un 10 y un 30%. La flexibilidad en los horarios y los permisos más prolongados de maternidad y paternidad que surgen al amparo de la nueva ley de igualdad. El objetivo es simple: la retención del talento mediante la satisfacción par parte de la empresa de una necesidad real del trabajador.

5. Plan de crecimiento

La última clave, y quizás la más importante, es ofrecer posibilidades de crecimiento profesional. Uno de los principales motivos por el cual los talentos se marchan de una empresa es la NO posibilidad de ascensión dentro de la misma. Así pues, resulta poco lógico, empezar a planificar un itinerario profesional para los empleados de la compañía. Obviamente, siempre habrá un techo, pero también es cierto que este puede ser todo lo alto que la empresa requiera. Sobre esta cuesti6n, realmente, no hay límites. Una empresa, con medida de inteligencia, siempre se puede extenderse hacia nuevos horizontes que la complementen y la hagan crecer. Generalmente, en este tipo de planes de expansión, encajan a la perfección los planes de crecimiento profesional y, por lo tanto, la posibilidad de retener talento es más elevada.

Fuentes: 5 claves para retener el talento en la empresa.

Par Oscar Gulla www.talentclue.com