Cómo gestionar la reputación

Autor: Fortia Technology
Gestión RRHH RRHH, RRHH software, software rrhh, sofware de recursos humanos, RH, RH software
26 noviembre, 2018

La reputación de una empresa es su mayor activo. Tener productos y servicios

excepcionales, estrategias claras o los empleados con mayor talento de la industria

puede no servir de nada si las empresas no son capaces de manejar su reputación.

Siempre que una marca sepa gestionar su reputación, tendrá un factor de

posicionamiento y diferenciación con respecto a sus competidores, pues la

percepción es realidad. Tal como lo menciona el neuromarketing, las personas

actuamos en función del valor emocional que percibimos; el consumo actual está

basado en representaciones y significados, cualidades que diferencian un producto

de un commodity.

De acuerdo a un estudio por el Ethisphere Institute - asociación que mide los

estándares éticos corporativos - aquellas organizaciones que tienen índices de ética

y transparencia más alta suelen tener un 35% de mayor rentabilidad sobre los

competidores. Elementos intangibles como la responsabilidad social importan a los

consumidores, quienes no solamente están más informados, sino que también

exigen sustentabilidad económica, social y ecológica. Esta situación obliga a las

empresas a asumir un compromiso más allá del valor funcional del producto,

fortaleciendo la confianza entre sus consumidores.


La credibilidad y autoridad de una marca es un indicador muy valioso que pocas

veces es analizado por los accionistas de organizaciones. Sin embargo, existe una

correlación entre los resultados económicos y la confianza del mercado.

Afortunadamente, en años recientes las organizaciones han sido más conscientes

de la importancia de una buena reputación. De acuerdo al estudio “Perspectivas de

la Alta Dirección en México 2018” publicado por la consultora KPMG, en nuestro

país, el 52% de las empresas manifestaron que proteger y mejorar la reputación de

su organización es uno de sus principales objetivos, siendo el tercer riesgo más

grande bajo la perspectiva de los ejecutivos.

Cómo gestionar la reputación de tu empresa
  • Es importante que la alta dirección de empresas establezca un discurso coherente
    con la esencia y los objetivos de la marca.
  • Elaborar un mapa de comunicación, se debe tener en consideración los medios que tienen mayor impacto en cuanto a credibilidad, alcance y relevancia para el público de interés.
  • Aplicar un plan de medios con los mensajes definidos y valores a posicionar, de esta manera se asegurará la eficiencia comunicacional de la marca, protegiendo la reputación e incrementando el vínculo emocional con el consumidor.

Suscríbete a nuestro boletín

y recibe el mejor contenido de RRHH directamente en tu correo

Llama al: 442 980 0717