Cómo resolver conflictos en el trabajo

Autor: Fortia Technology
Cultura organizacional Gestión RRHH RRHH, RRHH software, RH, RH software
26 octubre, 2018

En nuestros espacios de trabajo tendremos que lidiar con diferencias entre los colaboradores. Diferencias en modo de pensar, en cómo actúan, y otras situaciones que crearán conflicto. Aquí te proponemos cuatro acciones para resolver conflictos de manera efectiva:

1. Reconoce las diferencias en sus pensamientos

Evaluar la situación desde la perspectiva de la otra persona te permitirá entender su postura y analizar objetivamente la situación, pues usualmente ambas partes de un conflicto suelen pensar que tienen la razón y que la otra parte es quien se equivoca. Nuestra noción suele estar viciada por el egoísmo, por lo que al resolver un conflicto debemos superar nuestros prejuicios.


2. Escucha activamente

Resiste al impulso de interrumpir para defenderte. Tampoco amenaces, pues las personas tenemos la tendencia de tratar a los demás como nos tratan, por lo que responder con agresiones puede resultar en un círculo vicioso. Es importante tolerar la diferencia de opiniones para adoptar una postura de negociación de conflicto. Escucha a la otra persona para comprender su postura y perspectiva.


3. Analiza el conflicto

Identifica la raíz del problema y analiza los puntos de similitud entre ambas posturas. Entre mayor conexión encuentres entre tus argumentos y los de la contraparte, mayor será la probabilidad de resolver un conflicto de manera colaborativa y productiva. Disminuye la tensión haciendo un esfuerzo para manejar el conflicto, destacando en todo momento el objetivo por el cual es necesario llegar a un acuerdo justo para ambas partes. Recuerda siempre respetar aquellos valores esencialmente personales como la familia, creencias religiosas, posturas políticas o códigos morales. Si te encuentras en una disputa de valores, orienta la discusión a un terreno en común; aquellas opiniones e ideologías que ambos compartan.


4. Recurre a un mediador con autoridad

En caso de que la situación no mejore, una alternativa inteligente es recurrir a un mediador que de manera imparcial ayude a manejar el conflicto mediante un análisis racional y objetivo. Principalmente se busca que el problema no trascienda legalmente, evitando afectar a particulares, organizaciones o asociaciones. Las diferencias y los conflictos son comunes, sin embargo es fundamental no perder de vista que mientras más rápida, amistosa y eficaz sea la solución, mejor será el ambiente laboral y personal.

Suscríbete a nuestro boletín

y recibe el mejor contenido de RRHH directamente en tu correo

Llama al: 442 980 0717