4 Comportamientos para liderar e innovar en las empresas

Autor: Fortia Technology
Gestión RRHH Liderazgo RRHH, RRHH software, Software RH, software rrhh, software de recursos humanos, RH, RH software
26 noviembre, 2018

En años recientes, la mayoría de las organizaciones y altos ejecutivos han comprendido que los entornos son cambiantes y por ello es necesario adaptarse. No obstante, para incrementar probabilidades de éxito, es crucial diseñar, planificar, estructurar y finalmente provocar ese cambio dentro de la organización; permitiendo reinventarse para anticipar los contextos socios, sociales, económicos y políticos. De hacerlo correctamente, se habrá dado un paso muy importante para reducir incertidumbre y tener mayor control sobre la situación.

Las condiciones del mercado actual, en el que las tendencias son cada vez más cambiantes y volátiles, obligan a las organizaciones a plantear estrategias agresivas para liderar el mercado, lanzando productos disruptivos que les permitan diferenciarse de la competencia. Existen una serie de características que toda empresa líder en innovación posee, a continuación mencionamos las más comunes.

1. Curiosidad

La curiosidad es el primer paso para lograr un cambio abrupto y radical. Los líderes directivos deben ser quienes fomenten y alimenten la curiosidad de toda la organización; focalizando la necesidad de descubrir, investigar y analizar de manera estructurada.

2. Honestidad

Una cultura abierta al cambio comienza por ser transparentes; cuanto más se maquilla la realidad, es más probable que la organización fracase en su intento por innovar. Vivir cegados por una visión limitada al estar inmersos únicamente en los procesos organizacionales internos también priva a las empresas de una percepción global. Se debe permitir que los profesionales expresen su opinión sin sesgo; e inclusive facultarlos a buscar inspiración en metodologías más eficientes y óptimas aunque éstas se encuentren fuera de la organización. Reconocer que puede haber mejores ideas y prácticas con mayor impacto en el exterior también es necesario para crecer.

3. Desobediencia

Innovar se trata de retar el status quo, teniendo la firme convicción de que es posible ofrecer mejores cosas; mayor agilidad en la ejecución, optimización de procesos, reducción de efectos nocivos en el ecosistema, entre otros. Sin embargo, todo cambio debe ser lo suficientemente inteligente como para generar un beneficio organizativo. Una cultura de desobediencia inteligente es aquella que desafía al sistema para buscar mejorarlo de forma constructiva.

4. Descontrol

Si bien toda política, procesos y burocracia son necesarios para un crecimiento estructurado, también está claro que pueden resultar en un obstáculo para innovar de forma radical. En tiempos actuales donde se necesita una respuesta rápida a los elementos tan cambiantes del entorno, una cultura organizacional basada en el cumplimiento literal de los procedimientos operativos se convierte en una adversidad ante la supervivencia en el mercado. Es por ello que, los líderes en innovación disruptiva, permiten cierta descentralización organizacional, de manera que las respuestas sean mucho más puntuales.



Suscríbete a nuestro boletín

y recibe el mejor contenido de RRHH directamente en tu correo

Llama al: 442 980 0717