Sistema Integral
Cálculo de Nómina
Auditoría de Nómina
Estadísticas de ausentismo
Manejo en tiempo real
Tecnología de Punta
Sistema Modular
Aplicaciones Vanguardistas
Generación de organigramas
Administración del personal
Reclutamiento y selección
Exportación a Excel
IMSS
ISSSTE
SHCP
Servicio Profesional
Consultoría
Capacitación
Soluciones de software

Ergonomía laboral: consecuencias y prevención.

Ergonomía laboral: consecuencias y prevención.

Hablar de ergonomía es pensar en una disciplina con múltiples enfoques dirigida hacia un mismo propósito: la mejor forma de adaptar el trabajo a la persona. La ergonomía laboral engloba tanto los elementos que el hombre pueda utilizar para la realización de sus tareas, como las posturas y los movimientos de su cuerpo. Otros aspectos que toma en cuenta son el ambiente que rodea las actividades a realizar y las funciones mentales que pone en juego su tarea diaria.

¿Qué es la ergonomía?

La ergonomía comenzó a plantearse a comienzos del siglo XX con las teorías de Taylor sobre la racionalización del trabajo, desarrollándose como ciencia a finales de la segunda guerra mundial. Posterior a eso, en el diseño de sistemas, los ingenieros comenzaron a tener en cuenta aspectos fisiológicos y psicológicos del comportamiento humano para integrar estas adaptaciones al entorno y las condiciones laborales.

Según la asociación Internacional, la Ergonomía se define como el conjunto de conocimientos científicos aplicados al ambiente de trabajo de modo que los sistemas, productos y ambientes se adapten a las capacidades y limitaciones físicas y mentales de la persona. El concepto antiguo de ergonomía estaba relacionado con lujos que se podían dar ciertas empresas para mejorar su imagen. También con un gasto absurdo para lograr el bienestar del trabajador. Con el correr del tiempo, la práctica y el desarrollo de investigaciones al respecto, el concepto actual de ergonomía ha evolucionado por una necesidad de humanización del trabajo, el mayor aprovechamiento de los recursos tecnológicos y humanos en la producción y un puesto de trabajo adecuado.

Adaptación del trabajo al hombre

La ergonomía actúa en el sistema biológico, psicológico, y sociológico, facilitando la seguridad, el confort y la eficacia del individuo, grupo y organización. Adaptar el trabajo al hombre, no el hombre al trabajo con la certeza de que es posible lograr los mejores resultados en materia de productividad a la vez que se logra un pleno desarrollo humano. Basados en esta definición no basta con pensar en aplicar la ergonomía solo con fines preventivos. Sino que se piensa en la posibilidad de desarrollar acciones alineadas a esta disciplina con el objetivo de garantizar y promover el bienestar del trabajador con el impacto favorable que ello implica para la organización. Si bien el ser humano es sumamente adaptable, su capacidad de adaptación no es infinita. Existen intervalos de condiciones óptimas para cualquier actividad. Una de las labores de la ergonomía consiste en definir cuáles son estos intervalos y explorar los efectos no deseados que se producirán en caso de superar sus límites; por ejemplo, qué sucede si una persona desarrolla su trabajo en condiciones de calor, ruido o vibraciones excesivas, o si la carga física o mental de trabajo es demasiado elevada o demasiado reducida.

Los aspectos a analizar son:

  • Análisis y conformación de los puestos de trabajo; área de trabajo, máquinas, equipos, herramientas, etc.
  • Análisis y conformación del medio ambiente laboral; ruido, vibraciones, iluminación, clima, etc.
  • Análisis y conformación de la organización del trabajo: tarea laboral, contenido del trabajo, ritmo de trabajo y regulación de pausas.

¿Qué es un peligro ergonómico?

Es una condición relacionada con el esfuerzo físico que puede estar presente o no en un puesto de trabajo. Si está pendiente, es posible que la persona expuesta a esta condición pueda sufrir un daño.

Peligro no es sinónimo de riesgo

Puede existir un peligro en un puesto de trabajo, pero el riesgo asociado puede ser completamente aceptable, teniendo la misma probabilidad de sufrir un daño a la salud que una persona que no realizara ese trabajo. Para determinar si el peligro identificado puede comportar un trastorno musculo esquelético, es necesario evaluar el riesgo asociado, considerando todo los factores de riesgo que pueden incidir. Existen cinco tipos diferentes de peligros ergonómicos que son independientes entre sí. En un puesto de trabajo pueden estar presentes todos los peligros, algunos o ninguno, y por tanto cada peligro presente debe evaluarse de manera específica mediante la normativa vigente y los métodos adecuados.

¿Qué tipos de peligros ergonómicos pueden estar presentes en el trabajo diario?

 

  • Levantamiento de cargas y transporte manual: cuando se levanta y se sostiene con las manos un objeto que debe ser colocado de un punto a otro, incluso si se realiza caminando.
  • Empuje y tracción de cargas: cuando se requiere mover un objeto (carro, traspalet, carretilla, etc) utilizando el cuerpo para ayudar al desplazamiento, ya sea hacia atrás o hacia adelante.
  • Movimientos repetitivos de la extremidad superior: cuando el trabajo requiere un uso continuo de las manos, con movimientos rápidos y repetidos, o un uso constante de las manos y brazos.
  • Posturas forzadas y movimientos forzados: cuando se requiere adoptar una postura extrema para efectuar alguna tarea, o cuando se debe realizar un movimiento de alguna parte del cuerpo que resulte incómodo.

 

La ergonomía en trabajos de oficina.

Busca corregir y diseñar el ambiente laboral con el objetivo de disminuir riesgos asociados al tipo de actividad: movilidad restringida; posturas inadecuadas; iluminación deficiente; entre otros elementos. También identifica consecuencias negativas sobre la salud y el bienestar de las personas, como pueden ser: lesiones en hombros; cuello; manos y muñecas; problemas circulatorios y molestias visuales. Debido a ello las organizaciones que fabrican muebles y equipos de oficina se enfocan cada vez más en brindar un diseño que refleje adecuadamente los avances y aplicaciones ergonómicas de vanguardia.

Cada día se incrementa la cantidad de profesionales en diversas disciplinas con mayor énfasis en aquellos vinculados al área de salud, quienes alertan y difunden consideraciones ergonómicas respecto al trabajo en oficinas. El estar sentado por tiempo indefinido, es más dañino por varias razones: la circulación sanguínea, especialmente en las piernas, hacia donde debe ir y retornar no, no cumple su tarea con la misma eficacia si no hay movimiento que le ayude.

Algunas recomendaciones

Por otra parte, la columna vertebral debería mantenerse erguida, pero a menudo es maltratada con la pésima costumbre de inclinarse al escritorio. Y si a ello se suma el hecho de que la pantalla de la computadora no está frente al usuario, sino a un costado, el cuello sufrirá las consecuencias.

Además los brazos, a menudo sin apoyo, deben realizar un esfuerzo adicional del que rara vez somos conscientes, para darles a las manos la fuerza para apretar las teclas y movilizar el mouse.

Lo anterior trae como consecuencias una seria de patologías como lo son: severos problemas de columna; síndrome de túnel carpiano; dolor de cuello y espalda; dolores de cabeza constantes; tendinitis y también molestias de hombros, piernas y otros problemas relacionados con la salud individual y colectiva.

Además, otros males de oficina que se desarrollan son: la escasa movilidad frente a la mesa de trabajo; la posición inadecuada del teclado y mouse; la insuficiente iluminación; el ruido; la climatización; la calidad del aire que se respira; la dificultad en el uso y manejo de programas informáticos; la organización en el trabajo; entre otros.

 

Autocuidado que fortalece el bienestar

 

  • Saber que es inadecuado inclinarse y encorvarse sobre la computadora. El dolor de espalda nos avisa que estamos con los hombros encogidos y la cabeza casi pegada al teclado.
  • Mantener la espalda erguida y pegada al respaldo de la silla es lo más recomendable. Además de utilizar un cojín lumbar, vale destacar, con diseño ergonómico.
  • Poner la pantalla de la computadora frente al usuario para evitar torceduras de cuello. Esta posición provoca dolor a corto y mediano plazo. La línea horizontal de visión deberá coincidir con la parte superior de la pantalla, dicen los expertos.
  • Los pies deberán de estar apoyados en el suelo para mejorar el retorno venoso. Ideal será ponerlos en posición de descanso lo más extendidos posibles. Por eso los escritorios se aconseja tener abajo suficiente espacio, y si hay un descansa-pies mejor aún.
  • Habitualmente las personas son diestros, se recargan sobre su lado derecho sin darse cuenta. Para equilibrar se sugiere utilizar el mouse con la mano izquierda. En 2 o 3 semanas se adquiere ese habito.
  • Poner los documentos en un atril para evitar problemas cervicales. Los apoya-muñecas en el borde inferior del teclado ayudan parcialmente a hacer más cómoda la actividad.

 

Fuentes:

 

Implementa esta solución

Contáctenos ahora para ser atendido por un ejecutivo