Sistema Integral
Cálculo de Nómina
Auditoría de Nómina
Estadísticas de ausentismo
Manejo en tiempo real
Tecnología de Punta
Sistema Modular
Aplicaciones Vanguardistas
Generación de organigramas
Administración del personal
Reclutamiento y selección
Exportación a Excel
IMSS
ISSSTE
SHCP
Servicio Profesional
Consultoría
Capacitación
Soluciones de software

¿Por qué la felicidad emocional está sonando tanto?

¿Por qué la felicidad emocional está sonando tanto?

 

¿Te has fijado cómo cada vez aparecen más post relacionados a la felicidad organizacional en tus redes sociales? Pareciera que el número de empresas que ofrecen coaching en esta área va creciendo, y que sus servicios son bien recibidos en el mercado.

Claro, es mejor tener trabajadores felices y satisfechos con la organización a tener un grupo de personas con una actitud tóxica. Pero, ¿qué tanto beneficia esto a la empresa?  

Bueno, de acuerdo a estudios por parte de consultorías en Recursos Humanos, tener empleados alegres aumenta la productividad de la organización en un sorprendente 88%.

Este número es el resultado de otras métricas igual de importantes que indican:

  • Los colaboradores son 33% más enérgicos y dinámicos cuando están felices.
  • Se adaptan a los cambios y aprenden nuevas habilidades rápidamente.
  • En un ambiente laboral idóneo hay menos probabilidades de que haya un accidente

Estos son motivos más que suficientes para considerar invertir en hacer de nuestras empresas un lugar más ameno para los colaboradores. Pero, ¿por dónde se debería empezar?

 

La gente no renuncia a malos trabajos, renuncian a malos jefes

 

Todos hemos escuchado esta frase en algún momento de nuestras vidas y yo estoy totalmente de acuerdo. Los líderes de una organización dictarán el ambiente laboral con su comportamiento, acciones o falta de ellas.

El problema es que son muy pocas las empresas que preparan a sus gerentes para crear un ambiente de trabajo ameno.

Una gran parte de la responsabilidad de los gerentes de área es ser un guía, punto de apoyo y soporte para sus subordinados. De hecho, el concepto de la palabra “jefe” está cambiando y uno de las variaciones que me gusta más es la de mentor.

¿Por qué? La nueva generación de colaboradores es totalmente diferente a la fuerza laboral de hace 10 años. Antes, el dinero era lo más importante, y hoy en día, el colaborador quiere encontrar un propósito en su trabajo.

Por eso, un gerente – líder debe ser una persona que entiende los aspectos técnicos, sabe cómo optimizar los procesos, elegir al personal adecuado, y más importante aún, sabe transformar a cualquiera en una pieza importante para la organización.

 

Entonces, el primer paso para implementar la felicidad organizacional en cualquier empresa debe ser entrenar a los líderes. Estos miembros claves de cualquier empresa serán elementos claves para aplicar una estrategia escalable y factible.

Una vez tus líderes están calificados, es hora de tomar acciones más agresivas para atraer y retener al mejor talento posible.

 

¿Qué es el salario emocional?

 

El sueldo o salario emocional hace referencia a cualquier tipo de beneficio no monetario que una empresa le ofrece a sus empleados. Es un esfuerzo extra que hace la empresa por satisfacer las necesidades personales y familiares de sus colaboradores. Pero, ¿por qué molestarse?

Cuando se inicia una empresa, la intención es que la misma crezca y se extienda sin límites. Para lograr eso, es necesario contratar, formar y mantener a las personas adecuadas.

Un sueldo no será necesario para lograr esto último. Las nuevas generaciones de trabajadores ya no se conforman con cubrir sus necesidades básicas. Ellos necesitan escalabilidad personal y profesional.

Es decir, ellos necesitan saber que con la empresa lograrán cumplir sus metas. Eso es difícil cuándo no tienen tiempo para recreación, recursos para mejorar o un plan a largo plazo.

La cruda verdad es que, si tu no se los das, otra empresa lo va a hacer y te va a quitar a tus empleados más productivos.

Empresas como Google han estado invirtiendo fuertemente en darles a sus colaboradores un buen salario emocional. Como resultado, la mayoría de sus empleados se siente orgulloso de trabajar ahí y comprometido con dar lo mejor para contribuir a la organización.

¿Cómo implementarlo? 

Lo mejor es que no tienes que ser una de las compañías más grandes del mundo para ofrecerle un valor agregado a tus empleados. Entre ejemplos de sueldo emocional, podemos contar:

  • Horario flexible: Darle libertad a tus empleados para que hagan diligencias personales no te quita autoridad. Si lo haces bien, ellos sentirán que la empresa está ahí para ellos y no dudarán en quedarse trabajando horas extras cuando sea necesario.
  • Trabajo a distancia: Este es un beneficio particularmente eficiente cuando se manejan equipos creativos como escritores, programadores, diseñadores gráficos, etc.
  • Guardería: Si tus colaboradores están preocupados por sus hijos, no van a rendir como lo necesitas.
  • Beneficios sociales: El sueldo no sirve de nada si te lo tienes que gastar en comida y transporte. Además, tener un seguro o un plan de jubilación aumenta las probabilidades de retener personal por mucho tiempo.
  • Espacios de distracción: Cualquier cosa es mejor con amigos, ¿cierto? Por eso Google y las nuevas startups tienen áreas de recreación para que sus empleados interactúen y sean más que solo compañeros de trabajo.
  • Capacitación: No esperes a que tus empleados aprendan las habilidades necesarias por su cuenta. Toma el control de la situación y transfórmalos en piezas clave de tu organización.

 

Una correcta implementación de la felicidad organizacional le permitirá a la empresa lograr los objetivos establecidos. Un colaborador feliz cumplirá sus objetivos en tiempo y forma, las organizaciones más que empleados que cubran cabalmente un horario buscan colaboradores que cumplan metas. La falta de cumplimento es lo que lleva a un control estricto. La falta de proactividad y responsabilidad del empleado es lo que lleva a una administración basada en controles. Lo anterior pareciera como un círculo vicioso, el reto de las organizaciones, líderes y colaboradores es trabajar en mejorar una cultura de trabajo basada en el cumplimiento de metas alineada a las necesidades personales de los colaboradores.

 

Implementa esta solución

Contáctenos ahora para ser atendido por un ejecutivo